lunes, 19 de enero de 2015

43. Un buen truco para hacer increíbles fotos con un móvil

No hace falta tecnología punta o cámaras de última generación para hacer unas buenas fotos, siempre que a cambio se tenga creatividad e imaginación.

El truco de hoy: aprovechar un día lluvioso, y hacer las fotos con tu móvil desde el coche
#FotosMovil

Esto puede parecer incómodo en un principio, pero veréis que es muy útil por varios motivos:

1. Está lloviendo, y durante toda la sesión no te mojas ni tú, ni tu equipo fotográfico.
2. Normalmente si llueve también hace frío, en el coche vas calentito con la calefacción puesta.
3. Consigues diferentes posiciones y ubicaciones en muy poco tiempo.
4. En un día de frío y lluvia las lunas del coche se empañan por dentro y se llenan de gotas y/o ríos de agua por fuera, lo cual sirve de magnífico filtro fotográfico para distorsionar las imágenes capturadas.
5. Si hacemos las fotos de noche, como en este caso, las luces se potencian mucho más gracias al efecto que hace el vapor de agua empañado en el cristal. Podemos conseguir interesantes texturas con ellas. 
6. Si además tenemos la oportunidad de disparar a luces de colores (semáforos, escaparates, carteles luminosos publicitarios,...) entonces el efecto será mucho más interesante.
7. Los ríos que forman las gotas de agua en las lunas distorsionan las figuras, edificios, dándoles un tono muy emocional. Sobretodo a lugares emblemáticos facilmente reconocibles, como el edificio Metropolis de la esquina Gran Vía con calle Alcalá de nuestro ejemplo.
8. Para hacer cómodamente estas fotos lo mejor es que no conduzcas, así que una buena compañía que te lleve por la ciudad mientras fotografías se puede convertir en un buen momento para compartir.


Por otro lado, tenemos las inocomodidades propias de un coche:

1. La vibración y el movimiento. Para las cuales no hay otra solución que aprovechar las paradas y el buen pulso. (O aprovechar el movimiento para hacer efectos con él, pero esto es otro truco del que hablaremos otro día).
2. No puedes parar en cualquier sitio.
3. Solo tienes (en el caso de una ciudad o pueblo) las calles para desplazarte, sin poder salirte de ellas.
4. En el caso de las fotografías hechas mientras el semáforo está en rojo, no tienes todo el tiempo que quizás querrías para poder hacerlas, ya que en cuanto el disco se ponga en verde, hay que salir de ahí. Y más si como en nuestro caso estáis en una gran ciudad como Madrid, donde la paciencia conduciendo brilla por su ausencia.
Tienes que ser rápido decidiendo la foto y el encuadre que quieres. No hay tiempo para dudar.

Creemos que las grandes ventajas superan con creces los inconvenientes!!

Aquí os dejamos algunos ejemplos hechos por nosotros, todos ellos anoche, con esa nieve que tanto se hizo de rogar en Madrid, y al final acabó convertida en lluvia. Una sola pasada por parte de la calle Alcalá y Gran Vía, y estas cuatro fotillos.

Esperamos las disfrutéis, os inspiren, y nos mostréis más fotos hechas por vosotros.
Contadnos vuestras experiencias, estamos encantados de leeros.
Hastag: #FotosMovil